Páginas vistas en el último mes

sábado, 30 de abril de 2011

Primeros auxilios

Si enfrentas una herida sangrante, lava perfectamente el área, corta el pelo del rededor y aplica compresas frías sobre la herida.

Si sufrió un golpe moderado, aplícale agua fría o pomadas desinflamatorias y dale un poco de agua.

Si ha sufrido múltiples golpes, transpórtalo sobre una superficie plana –una tabla– o, en su defecto, una cobija y llévalo al veterinario para que realice un chequeo general e identifique los daños.

Si sospechas que tu perro tragó alguna sustancia venenosa, no induzcas el vómito. Algunas sustancias al ser vomitadas pueden quemar el esófago y la boca.

Si sospechas de daño interno no muevas a tu perro hasta que llegue el veterinario. Si no te queda otro remedio, para no lastimarlo aún más, transpórtalo con mucha delicadeza encima de una superficie plana o de una cobija.

Si sufre hipotermia tápalo con una manta, frota su cuerpo y rodéalo de bolsas o botellas con agua caliente para calentarlo.

Si tiene fiebre llévalo a la sombra, mójalo con agua fría y ofrécele agua fresca.

No hay comentarios: