Páginas vistas en el último mes

sábado, 30 de abril de 2011

Bases del adiestramiento

"...El adiestramiento tiene como base, la formación de reflejos condicionados que se forman temporalmente, mientras existe el estímulo o la necesidad de mantener el equilibrio del organismo. Pero ni bien dejan de tener concordancia con la realidad, quedan anulados en virtud de la inhibición extintiva, para así formar nuevos reflejos de acuerdo a los cambios operados en el medio exterior.

Entre las condiciones necesarias para la formación de éstos, las más importantes son: la coincidencia en el tiempo de la acción del estímulo que provoca la reacción no condicionada del animal, cierta relación, (siquiera de unos segundos), en la acción.

En las condiciones naturales en que se desenvuelve la existencia de los animales, aparece bajo la influencia de determinadas condiciones exteriores y funciona siempre y cuando estas condiciones subsisten. En cuanto sufren un trastorno o cambian, desaparece o cambia el reflejo condicionado en respuesta del estímulo nuevo.

Los instintos o reflejos no condicionados son todos aquellos actos propios de las especies, siempre iguales, existentes desde el momento del nacimiento y los que aparecen en determinados períodos de la vida como resultado del desarrollo del organismo. Son ellos una especie de ciencia o móvil premeditado de la acción. En la primera etapa de la vida: "alimentación – lucha por la existencia". En la segunda etapa: "conservación de la especie – reproducción (defensa - sexo)".

La conducta de los animales, como actividad tomada en conjunto, es un complejo sistema de reflejos condicionados y no condicionados que se influyen constantemente unos a otros; por lo que es empresa fácil adiestrar al perro en muchos movimientos de respuesta del organismo a oportunos influjos del medio exterior. Por ejemplo: un perro al que se adiestra a detenerse ante la aproximación de un vehículo, luego de repetidas veces, el auto en movimiento se convierte en un anunciador de peligro; en su señal.

Esta señal puede ser cualquier otro estímulo y cuando el animal lo perciba y se le haya hecho preceder a la reacción no condicionada (conservación de la vida) por ejemplo: el ruido que produce el vehículo en movimiento.

Para obtener una reacción no necesita la acción directa del estímulo que la origina, basta con que aparezca su señal, es decir, el estímulo que acompaña siempre a la acción causante del reflejo no condicionado; por ejemplo, el ruido y el movimiento del vehículo, obtendrán siempre la respuesta del reflejo condicionado formado por el peligro del vehículo en movimiento.

A este respecto es de importancia capital la circunstancia de que en la formación de los reflejos condicionados, pueda tomar parte cualquier sistema perceptivo del animal: olfato, vista, oído, etc.

El organismo adquiere la capacidad de reaccionar, no sólo a los estímulos no condicionados, sino a las señales que preceden a la acción de esos estímulos; por lo que se halla preparado en cuanto a tiempo y a la clase de los acontecimientos, para hacer frente a algo que todavía no ha sucedido. Entre la reacción de respuesta y la acción de su estímulo especial, el excitante no condicionado, parece interponerse un elemento nuevo, la señal, encargada de anunciar el acontecimiento que se avecina.

Es igual de fácil adiestrar al perro en muchos movimientos de respuesta a determinadas palabras o frases. Pero esto no significa, que el perro comprende el sentido de las palabras que se le dirigen, sino porque cuando así se lo enseñaban, la "frase" iba acompañada siempre del acto del adiestrador. Se trata de la formación de un reflejo condicionado a un estímulo acústico complejo, lo cual va unido a la actividad del primer sistema de señales.Pavlov enseñaba que para el animal, la realidad está señalada casi exclusivamente sólo por estímulos y sus huellas en la corteza cerebral que llegan en forma directa a las células visuales, auditivas y de otros receptores del organismo.

Esto es lo que nosotros experimentamos como impresiones, sensaciones y representaciones del medio externo que nos circunda, lo que tenemos de naturaleza común.

La acción sobre la corteza cerebral de los diversos objetos y fenómenos del mundo circundante por medio de la estimulación de los receptores, es siempre una señal concreta de la realidad. Este es el primer sistema de señales de la realidad, común para nosotros y los animales..."

No hay comentarios: