Páginas vistas en el último mes

sábado, 30 de abril de 2011

Ley de prohibición

LEY QUE PROHIBE A LOS PITBULLS

La raza canina pitbull tiene sus días contados en Venezuela. Así lo dispone la Ley para la Protección de la Fauna Doméstica no Peligrosa, Libre y en Cautiverio, instrumento legal que entró ayer en vigencia y según el cual nadie podrá tener un solo ejemplar de esta especie luego del 31 de diciembre de 2014. Es decir, quien posea a uno de estos perros en 2015 será un infractor.

Para Lilibel De Matos, directora de la ONG Zooikos, el objeto de la ley dista de preservar: "Si quisieran proteger a los seres humanos de una raza que tildan de agresiva tendrían que eliminar a varias razas, llámese rotweiller, chow-chow, etc.". La conservacionista, que además es propietaria de un ejemplar de pitbull, añade que "según la ley para este año ya no deberían nacer más pitbull; pero me encantaría preguntarle a los promotores (de la norma) ¿cómo hacen cuando tienen un hongo en las uñas, se mandan a cortar el dedo? Para mí eso es lo que se está haciendo con la ley. Una ley de protección debe tratar de corregir al ser humano para proteger a la fauna doméstica y lamentablemente no es así. La solución no es mantener encerrados a los pitbulls para luego desaparecerlos; es controlar a quien se le entrega, a quienes promueven las peleas y no le dan buena educación al animal".

El texto legal destaca que todo propietario de un pitbull debe registrarlo ante las autoridades municipales, pero también es claro al precisar que deben "mantenerlos permanentemente en condiciones de cautividad" y desde el 31-12-2014 "queda prohibida la propiedad y tenencia de dichos animales". Por ello De Matos tiene una inquietud: "¿Qué se hará en 2014 con los animales de esa raza que estén vivos y en perfecto estado de salud?". La líder de Zooikos añade que esta raza canina es tan útil como cualquier otra: "En el Centro de Zooterapia en Los Samenes utilizan pitbulls para trabajos con personas con problemas físicos y psicológicos".

Cristina Camilloni, presidenta de la Asociación Pro Defensa de los Animales, opina que "para un animal doméstico vivir de por vida en una jaula, entre otros vejámenes, es antinatural y cruel". Y en este sentido subraya que "queremos una ley macro, que defienda a todos los animales de las distintas especies, para que cada día se promueva más el sentimiento humano y el espíritu de solidaridad hacia todo ser vivo".

No hay comentarios: